margaritas a los cerdos

Inicio > Historias > muertos de amor

muertos de amor

Un fotógrafo, o alguien ajeno, casi podría intuir la silueta de la muerte entre el ruido bestial y la histeria de miles de personas corriendo en todas direcciones desde el mismo punto del centro; entre polvo, cenizas y humo batidos en remolinos en torno a la gente (disparada, proyectada) con muecas desgarradas. Entre todo ese ruido bestial Hugh vio la segunda torre en medio de la más abisal angustia; la lentitud extrema de sus pensamientos le impidio concluir en qué torre trabajaba su hijo antes del desplome de la segunda. Con la fuerza animal de su quietud, Hugh exigió al Tiempo detenerse, y lo exigió mientras los hierros y los cuerpos caían. El mundo en un milagro se detuvo con Hugh.

El sol castiga las casas en ruinas de Nablús en Palestina. Todos los movimientos son pesados. Por eso los bulldozer y las grúas israelís no alarman en exceso: la velocidad las hace casi invisibles. La zona está acordonada; hay doscientos soldados y mucha gente gritando y corriendo. Las paredes de las casas se derrumban y los cristales se rompen. Como en un telediario los niños palestinos cogen munición y la arrojan contra la línea del horizonte intentando alcanzar un cuerpo. El niño palestino de mil telediarios busca más munición con ira; hay una pistola apuntándole directamente: el cañón del arma forma una línea perfecta con su pecho. Se levanta y lanza una piedra en un gesto que turba al soldado y que rompe la línea del horizonte. Antes de que el niño moribundo caiga al suelo su padre Ahmad lo ve y le grita (a nadie) con el grito más desgarrador que se pueda concebir. Ahmad, con la fuerza animal de su quietud, desea que el tiempo se detenga en ese desplome infinito del cuerpo amado. El mundo en un milagro se detuvo con Ahmad.

Los dos muertos de amor fueron enterrados el propio once de septiembre de 2001.

2003-10-07 a las 19:12 | ElDa | 3 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://elda.blogalia.com//trackbacks/11771

Comentarios

1
De: Brunhilda Fecha: 2003-10-07 19:19

(Tristán e Isolda: 'Muerte de Amor' - R. Wagner)

Mild und leise
wie er lächelt,
wie das Auge
hold er öffnet, -
seht ihr's, Freunde?
Säh't ihr's nicht?
Immer lichter
wie er leuchtet,
sternumstrahlet
hoch sich hebt?
Seht ihr's nicht?
Wie das Herz ihm
mutig schwillt,
voll und hehr
im Busen ihm quillt?
Wie den Lippen,
wonnig mild,
süsser Atem
sanft entweht: -
Freunde! Seht!
Fühlt und seht ihr's nicht?
Hör ich nur
diese Weise,
die so wunder-
voll und leise,
Wonne klagend,
alles sagend,
mild versöhnend
aus ihm tönend,
in mich dringet,
auf sich schwinget,
hold erhallend
um mich klinget?
Heller schallend,
mich umwallend,
sind es Wellen
sanfter Lüfte?
Sind es Wogen
wonniger Düfte?
Wie sie schwellen,
mich umrauschen,
soll ich atmen,
soll ich lauschen?
Soll ich schlürfen,
untertauchen?
Süss in Düften
mich verhauchen?
In dem wogenden Schwall,
in dem tönenden Schall,
in des Weltatems
wehendem All, -
ertrinken,
versinken, -
unbewusst, -
höchste Lust!
R.Wagner. 'Tristan und Isolde' -Liebestod



2
De: ElDa Fecha: 2003-10-07 21:12

Cuan dulce y suavesonríe,sus ojosse entreabren con ternura...¡Mirad, amigos!¿No le veis?...¡Cómo resplandececon luz creciente!Cómo se alzarodeado de estrellas.¿No lo veis?¡Cómo se inflama su corazónanimoso!Augustos suspiroshinchan su pecho.Y de sus labiosdeleitosos y suavesfluye un hálito dulce y puro.¡Amigos, miradle!¿No lo percibís? ¿No lo veis?¿Tan sólo yo oigoesa vozllena de maravillosa suavidad,que cual delicioso lamentotodo lo revela en su consuelo tierno?Es cual melodíaque al partir de él, me penetraresonando en mí, sus ecos deliciosos.Esa clara resonancia que me circunda¿es la ondulación de blandas brisas?¿Son olas de aromas embriagadores?¡Cómo se dilatan y me envuelven!¿Debo aspirarlas?¿Debo percibirlas?¿Debo beber o sumergirme?¿O fundirme en sus dulces fragancias?En el fluctuante torrente,en la resonancia armoniosa,en el infinito hálitodel alma universal,en el gran Todo...perderse, sumergirse...sin conciencia...¡supremo deleite!



3
De: Vendell Fecha: 2003-10-08 20:54

Si esto no es fiel reflejo de la estupidez de algunos humanos, lo es al menos de la estupidez de los que no aprobándolo lo permitimos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.92.164.184 (a244367575)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?





  

Archivos

<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos


Blogalia

Blogalia


© 2002 ElDa